En la mitología azteca, Xochiquetzal fue considerada como la diosa de las flores, del amor, de la maternidad y creadora de la primera humanidad; es una de las formas de la Diosa Madre. Fue la esposa de Tláloc (dios de la lluvia) y fue raptada por Tezcatlipoca (Espejo humeante) que la llevó a los nueve cielos y la hizo diosa del buen querer. También fue esposa de Centéotl, de Ixotecutli y de Mixcóatl; con este último tuviero un hijo: Quetzalcóatl. De sus cabellos nacieron las fuentes y los ríos, de su piel nace la hierba y las flores, de sus ojos las cavernas y los pozos, de su boca las grandes cuevas. De su nariz se forman los valles y los montes y de su espalda las grandes montañas. Xochiquetzal también es considerada como la patrona de las labores domésticas.

Leave a Reply