Uxmal fue una de las ciudades-estado más poderosas de la cultura maya y tuvo su máximo apogeo el Clásico Tardío (del 700 al 1000 d.C.). La pirámide del Adivino fue y es el edificio principal; ahí, en su parte frontal, fue encontrada esta bella talla en piedra llamada “La Reina de Uxmal”. Es una serpiente sagrada con las fauces abiertas de donde emerge una cabeza ricamente ataviada. En su frente presenta nueve discos de jade, en la nariz se ve una perforación y sobre su pómulo derecho presenta escarificaciones parecidas a granos de maíz, por ello se relaciona con una deidad de la agricultura.