Los aztecas, en el esplendor de su cultura, dominaron desde Tula y el Tajín hasta Tlaxcala y parte de Veracruz y Tabasco. Sus guerreros usaban varios distintivos personales o de grupo en los tocados. En las macanas llevaban cantos afilados de obsidiana, flechas y lanzas también con puntas de obsidiana o pedernal, trajes de algodón (ichcahuipilli), lanzadardos (átlatl), arco (tlahuitolli), honda (temálatl), cuchillo (técpatl) y el escudo plano y circular hecho con carrizos, cuero y madera: no obstante su ligereza les ofrecía una excelente protección.

Leave a Reply