En las excavaciones del Templo Mayor de la Gran Tenochtitlan en el centro de la ciudad de México se encontró la “Casa de las Aguilas”, recinto grande y suntuoso para las ceremonias religiosas y militares de los “Caballeros Águila”. El águila, animal fuerte, hermoso y feroz, fue tomada como su símbolo y como ella se vestían para la guerra; así, tomaban sus cualidades y características para la batalla. Es posible que los caballeros, antes de entrar en acción, se autosacrificaran y ofrecieran al dios de la muerte (Mictlantecuhtli) su propia sangre, además de pulque y copal.

Leave a Reply