En todas las culturas del México antiguo (y del mundo) existió una forma de medir el tiempo. Mayas, mexicas, mixtecos, mixes, zapotecos y otros mas, desarrollaron su forma particular de interpretar el movimiento de los astros en la bóveda celeste y de los cambios que la naturaleza les brindaba. El Tonalpohualli, el xiuhpohualli, los katunes, los baktunes: saber el inicio y final de las estaciones les aseguraba la supervivencia. En el campo barbechar, sembrar y cosechar era necesario que coincidiera con la lluvia: todo debía de estar preparado. El momento de iniciar una guerra, de sacrificar a los vencidos, de la subida de un emperador al trono, en fin, los acontecimientos más significativos estuvieron ligados a uno de los mayores desarrollos culturales: el calendario.