Seguramente que en más de una ocasión hemos escuchado que el chocolate acaba con la depresión, y que por ello en situaciones de bajón o de debilidad emocional echamos manos de este alimento porque consideramos que nos sube el ánimo. ¿Realmente esto es cierto? Por este motivo vamos a ver qué causas nos incitan a comer chocolate y si realmente es eficaz cuando nos encontramos mal.

La necesidad que tenemos de consumir chocolate responde totalmente a unfenómeno químico que se produce en el organismo, concretamente se debe a una disminución de la serotonina del organismo, algo que repondremos con la ingesta de alimentos como el chocolate.

Los motivos por los que la serotonina disminuye en el organismo son varios. Por un lado debemos destacar las situaciones de estrés en las que la presión es tan alta que genera en el organismo una situación en la que la serotonina disminuye a niveles insospechados. Otra situación suele ser la mala nutrición o falta de nutrientes en el organismo, otra de las causas que nos ayuda a que la serotonina disminuya y necesitemos reponerla.

El cuerpo genera serotonina a partir de un aminoácido llamado triptófano. En condiciones normales éste se encuentra en el organismo en niveles normales, pero cuando pasamos por una situación de estrés o mala alimentación dejamos de suministrar este aminoácido, lo que hace que lo necesitemos para que el cuerpo genere serotonina. La forma más rápida de conseguirlo es ingiriendo dulces, y el chocolate es un claro ejemplo de ello.

http://www.vitonica.com/alimentos-funcionales/motivos-por-los-que-el-cuerpo-nos-pide-chocolate