Con almendras, blanco, con leche, con avellanas o con pasas de uva. Disfrutar de un trozo de chocolate constituye un placer irresistible que hermana a diferentes pueblos del mundo. Sin embargo, la palabra “chocolate” es un símbolo tanto de placer como de un alimento poco deseable si se quiere conservar la salud y un peso adecuado.

Sin embargo, un reciente informe publicado en la prestigiosa revista Hypertension señaló que el consumo de chocolate negro podría reducir la presión arterial hasta en un 10% y mejorar de igual modo la sensibilidad a la insulina, que es la causa que provoca el síndrome metabólico y que subyace en el trasfondo de la diabetes tipo 2.

http://www.diabetesonline.com.ar/default.asp?pagina=publico/nutricion/art_049.asp